¿Cómo aliviar los síntomas de la bronquitis?

¿Cómo aliviar los síntomas de la bronquitis?

El camino que recorre el oxígeno hasta llegar a nuestros pulmones empieza en la nariz y la boca, de allí pasa a la tráquea que lo conduce hasta los bronquios, quienes lo trasladan a los bronquiolos y éstos a los alveolos para, finalmente, acabar en nuestros pulmones.

 

¿En qué consiste la bronquitis?

 

Se produce bronquitis cuando nuestros bronquios distinguen sustancias tóxicas en el oxígeno inhalado o bien al contagiarse con virus o bacterias. Esto los irrita y se inflaman, haciendo reaccionar a los pulmones, que generan mucosidad para atrapar a las partículas dañinas. Pero dicha inflamación, y la consecuente mucosidad, no deja circular al aire con normalidad y experimentamos episodios de tos, sibilancias y dificultad para respirar.

 

Síntomas de la bronquitis

 

Podemos sufrir dos tipos de bronquitis, con síntomas y causas propias de cada tipo:

 

Bronquitis aguda

También conocida como ‘resfriado de pecho’, tiene su origen en un virus o una bacteria, que suele ser el mismo que provoca gripes y resfriados, por lo que es contagiosa. Sus síntomas son:

  • Dolor de pecho.
  • Dolor leve de cabeza.
  • Dolor corporal moderado.
  • Dolor de garganta.
  • Fatiga.
  • Tos (con o sin mucosidad).

Las personas con bronquitis aguda suelen recuperarse en días o semanas.

 

Bronquitis crónica

Es un tipo de enfermedad pulmonar incluida en el grupo de enfermedades obstructivas crónicas (EPOC). La causa principal de la bronquitis crónica es el consumo de tabaco, aunque puede deberse a la inhalación de otras sustancias tóxicas, como químicos, polvo o contaminación ambiental. No es contagiosa y sus síntomas son:

  • Dificultad para respirar.
  • Presión en el pecho.
  • Sibilancias.
  • Tos frecuente con mucosidad.

Y, en casos graves hay que sumar:

  • Debilidad de los músculos inferiores (por debajo de los glúteos).
  • Pérdida de peso.
  • Piernas, tobillos y pies hinchados.

La tos, en enfermos de bronquitis crónica, puede durar meses, años o el resto de su vida.

 

Tratamientos para la bronquitis

 

Del mismo modo que la causa y los síntomas de la bronquitis varía si padecemos bronquitis aguda o crónica, el tratamiento también es diferente.

 

Bronquitis aguda

Es autolimitada y desaparece por sí sola, en menos de tres semanas. Aún y así, para paliar sus molestos síntomas podemos:

 

Bronquitis crónica

No tiene cura, pero sí existen tratamientos para aliviar sus síntomas o retrasar el progreso de la enfermedad:

  • Antibióticos: si hay sospecha de infección.
  • Broncodilatadores: para relajar las vías respiratorias y reducir la inflamación.
  • Estilo de vida saludable: dejar de fumar, hacer ejercicio físico regular y evitar lugares con ambientes tóxicos.
  • Oxigenoterapia: para bronquitis crónica severa.
  • Rehabilitación pulmonar: programas para mejorar la capacidad pulmonar y la calidad de vida del enfermo.
  • Trasplante de pulmón: último recurso para personas con síntomas severos y ausencia de recuperación con el resto de terapias.
  • Vacunarnos contra la gripe y la neumonía neumocócica.

 

Cuando un menor padece bronquitis, la recomendación es acudir al médico a que nos indique el tratamiento más adecuado a seguir, según su edad, su peso y si sigue o no algún otro tratamiento farmacológico.

 

Plantas medicinales para tratar la bronquitis

 

Si nos estamos preguntando qué plantas medicinales pueden ayudarnos a paliar los síntomas de la bronquitis, saber que existen múltiples opciones, entre las que destacamos:

  • Ajo: potente remedio para combatir infecciones respiratorias, aumenta nuestras defensas y tiene propiedades antibióticas, antiinflamatorias y expectorantes.
  • Cúrcuma: con acción antibronquial y antiinflamatoria.
  • Equinácea: antibiótico natural que nos ayuda a producir más glóbulos blancos.
  • Eucalipto: nos ayudará a expulsar las flemas acumuladas en el aparato respiratorio.
  • Genciana: Potencia la producción de glóbulos blancos y aumenta nuestras defensas, previniendo múltiples enfermedades del aparato respiratorio.
  • Jengibre: con propiedades antibióticas, expectorantes, antiinflamatorias y mucolíticas.
  • Menta: planta medicinal con propiedades expectorantes.
  • Regaliz: protege el hígado, es antitusivo y antiinflamatorio.
  • Tomillo: tiene propiedades antibióticas.

El uso de plantas medicinales con fines terapéuticos es un proceso de medicación que debe ir acompañado siempre por un profesional sanitario. Cada persona es diferente, aquello que funciona en una puede no funcionar en otra. Pregunta en la farmacia por la planta medicinal más adecuada a tus síntomas y tu situación particular, así como por la forma correcta de sacarle el mayor partido.

 

Gastroenteritis en niños, ¿cómo abordarla?

Gastroenteritis en niños, ¿cómo abordarla?

La gastritis y la gastroenteritis infantil son ambas trastornos del sistema digestivo, con síntomas parecidos. Pero no son la misma enfermedad, no tienen las mismas causas y su tratamiento varía.

Frente a una diarrea infantil aguda o vómitos que duren más de 24 horas, la recomendación es acudir de inmediato al médico, pues el niño/a podría sufrir una deshidratación realmente peligrosa para su salud.

 

¿Qué causa la gastroenteritis infantil y cómo se transmite?

 

La gastroenteritis infantil produce la inflamación de la capa mucosa que recubre todo el tubo digestivo y protege boca, garganta, esófago, intestino delgado, intestino grueso, recto y ano.

La causa de la  gastroenteritis infantil es, generalmente, la presencia de virus, parásitos o bacterias en el tubo digestivo de los niños . Pero también puede deberse a intoxicaciones por agua o alimentos contaminados, o por el uso de fármacos como: antiácidos, antibióticos, laxantes o tratamientos de quimioterapia, radioterapia, colchicina o digoxina.

 

Gastroenteritis infantil vírica

 

Los virus son la causa más frecuente de gastroenteritis infantil. Los más comunes son:

  • Norovirus: altamente contagioso y, por lo general, perjudica a niños entre seis y dieciocho meses. Los síntomas empiezan uno o dos días después del contagio, perdurando hasta tres días.
  • Rotavirus: virus contagioso y muy peligroso, que se transmite vía fecal-oral y provoca la mayor parte de las diarreas deshidratantes graves en niños de entre tres y quince meses. Los síntomas comienzan dos días después del contagio y pueden durar entre tres y ocho días. Actualmente, existe una vacuna contra el rotavirus para uso infantil.
  • Adenovirus: es contagioso y muy frecuente en niños de entre seis meses y dos años. Provoca infecciones respiratorias, por contagio persona a persona o al tocar un objeto contaminado, e infecciones del tracto intestinal, por contacto fecal-oral. Los síntomas suelen presentarse uno o dos días después de la infección y durar una o dos semanas aunque, si se trata de una infección respiratoria, pueden aparecer hasta catorce días después.
  • Astrovirus: es contagioso y frecuente en niños menores de cuatro años. Se contrae por vía fecal-oral pero también al ingerir alimentos o agua contaminada. Sus síntomas aparecen entre tres y cuatro días después del contagio y pueden durar entre uno y cuatro días.

Los síntomas de una gastroenteritis infantil por virus se caracterizan por una diarrea infantil líquida, sin presencia de moco o sangre en las heces, que puede conducir a una deshidratación grave. Otros síntomas son vómitos y, en ocasiones, fiebre, dolores musculares y cólicos abdominales.

 

Gastroenteritis infantil bacteriana

 

Las bacterias que causan gastroenteritis en niños se transmiten al tocar reptiles, aves o anfibios, estar en contacto con perros o gatos con diarrea, o tras ingerir alimentos y aguas contaminadas.

Los síntomas propios de una gastroenteritis infantil bacteriana son diarrea infantil sanguinolenta y fiebre, aunque puede conllevar cólicos abdominales, anemia grave o lesión renal aguda. Aparecen entre uno y tres días después de la infección, tienen un inicio brusco y suelen remitir por sí mismos, sin tratamiento, en uno o dos días. En ocasiones, se alargan catorce días e incluso meses.

 

Gastroenteritis infantil parasitária

 

Los parásitos intestinales se dividen en dos grandes grupos: protozoos y gusanos. Infectan a los más pequeños mediante aguas contaminadas, alimentos infectados, por transmisión oral-fecal o a través de la piel.

Los síntomas de una gastroenteritis infantil parasitaria varían según el parásito y la resistencia del sistema inmune del pequeño/a. Pero, habitualmente conllevan diarrea infantil prolongada no sanguinolenta o intermitente, pérdida de peso y cansancio. Otros síntomas pueden ser: vómitos, cólicos abdominales, dificultad para dormir o picazón anal; pueden tardar dos semanas en aparecer y prolongarse hasta seis semanas.

 

¿Cuándo es peligrosa la gastroenteritis infantil?

 

La situación más grave de una gastroenteritis infantil es la deshidratación por la pérdida de líquidos, y requiere atención médica inmediata. Fijémonos en si:

  • Llora sin echar lágrimas.
  • Tiene la boca seca.
  • El pipí es escaso.
  • Parece en estado de letargo.
  • Tiene los ojos hundidos.
  • La parte superior de la cabeza está blanda y hundida.

 

¿Cómo tratar la gastroenteritis en niños?

 

El uso de medicamentos para tratar una gastroenteritis en niños sólo se da en situaciones puntuales y siempre bajo supervisión médica.

Las recomendaciones de los profesionales sanitarios para combatir la gastroenteritis en niños, son:

  • Mantener al niño/a hidratado es lo principal, primando frecuencia sobre cantidad. Unos 100/170 ml de líquido por kilo de peso del menor, durante el transcurso del día.
  • Usar soluciones de rehidratación oral, de venta libre en farmacias, para ayudar al pequeño a mantenerse hidratado.
  • Los bebés lactantes deben seguir amamantando, o tomando biberón, incluso aumentando la frecuencia de sus tomas.
  • Todos los niños deben continuar con su alimentación habitual, exceptuando lácteos, grasas, azúcares, cafeína, refrescos o zumos.
  • Los probióticos infantiles ayudarán al pequeño/a a fortalecer su flora intestinal y harán posible una recuperación más rápida. Pregunta al farmacéutico por la opción de probióticos infantiles de venta en farmacias más adecuada para su caso particular.
  • No llevemos a los pequeños/as al cole ni a la guardería, hasta que los síntomas hayan desaparecido por completo.
  • Mantengamos hábitos de higiene saludables, lavándonos todos las manos antes de comer, después de ir al baño y al manipular alimentos. Y mantengamos desinfectadas las superficies susceptibles de albergar microorganismos infecciosos.
¿Qué es la demencia y cómo tratarla?

¿Qué es la demencia y cómo tratarla?

La demencia, o trastorno neurocognitivo mayor, no es una enfermedad específica sino un síndrome que conlleva el deterioro de nuestras funciones cognitivas.

El término ‘demencia senil’, por lo tanto, es un término erróneamente empleado. Pues, la demencia, puede afectar a personas de cualquier edad, y envejecer no implica que vayamos a padecer una demencia.

 

Causas de la demencia

 

La causa principal de la demencia es la destrucción del tejido cerebral, como resultado de lesiones, infecciones o enfermedades.

Esta circunstancia implica que las células del cerebro verán alteradas sus funciones y no podrán comunicarse normalmente entre ellas.

Algunas de las principales lesiones, enfermedades o infecciones que dan lugar a una demencia son: alzhéimer, demencias vasculares, demencia de los cuerpos de Lewy, esclerosis múltiple, correa de Huntington, párkinson, enfermedad de  Pick, VIH, tumores cerebrales, demencias metabólicas, traumatismos craneoencefálicos, hidrocefalia normotensiva, problemas de tiroides, deficiencias hormonales o vitamínicas, depresión, alcoholismo, consumo de drogas y algunos medicamentos.

 

Síntomas comunes de la demencia

 

Los síntomas de demencia variarán según la parte del cerebro a la que afecte y el estadio en que se encuentre la demencia.

Pero, con el paso del tiempo, el deterioro de las funciones cerebrales se iguala en todos los casos, apareciendo síntomas comunes, como:

  • Pérdida de memoria.
  • Trastornos en el lenguaje y la comunicación.
  • Problemas para seguir hilos argumentales, concentrarse y prestar atención.
  • Dificultades para realizar tareas sencillas o habituales.
  • Deficiencias en los cálculos o la contabilidad doméstica.
  • Apuros para adaptarse a cambios y lugares desconocidos.
  • Desorientación temporal y espacial.
  • Repetición de acciones.
  • Trastornos del sueño.
  • Modificaciones de los hábitos de alimentación.
  • Abandono del aseo personal.
  • Problemas para controlar los esfínteres.
  • Síntomas de enfermedades psiquiátricas.
  • Comportamientos inadecuados.
  • Cambios de humor.

 

Demencia, tratamiento

 

Debemos comprender que la mayor parte de demencias no tienen cura.

Pero hay casos que se pueden tratar e incluso prevenir.

Los profesionales sanitarios han identificado estilos de vida saludables que ayudan a retrasar la destrucción de las células cerebrales. Entre ellos, encontramos:

  • Llevar un seguimiento exhaustivo de nuestras enfermedades: controlar los síntomas de nuestras enfermedades podría prevenir la demencia.
  • Dejar de fumar: impide que las células del cerebro realicen un intercambio adecuado de oxígeno. En la farmacia encontraremos varios medicamentos para dejar de fumar, consulta al farmacéutico.
  • Abandonar el alcohol y las drogas.
  • Controlar el colesterol: un colesterol alto incrementa el riesgo de lesión cerebrovascular. En la farmacia ofrecen un servicio de control del colesterol rápido y profesional, consulta al farmacéutico
  • Vigilar la presión arterialla hipertensión fomenta coágulos sanguíneos en las arterias que van al cerebro. Puedes comprar un tensiómetro, para comprobar tu presión arterial, o servirte de los servicios profesionales que ofrecen en la farmacia.
  • Supervisar los niveles de azúcar: un nivel de glucosa demasiado bajo impide al cerebro trabajar correctamente. Puedes controlar tu nivel de azúcar de forma rápida y profesional en la farmacia, consulta al farmacéutico.
  • El ejercicio físico ayuda a las células cerebrales a aumentar su flujo en sangre y su oxígeno.
  • La alimentación: nuestra salud cardíaca está directamente relacionada con la llegada de alimento y oxígeno al cerebro. Las proteínas, las vitaminas y los ácidos grasos son fundamentales para la salud cerebral. Una alimentación equilibrada y saludable protegerá nuestras funciones cerebrales.
  • Complementos nutricionales: el magnesio mejora la memoria y el aprendizaje, la vitamina B12 fomenta la salud de las células nerviosas y los glóbulos rojos, la vitamina K protege las funciones cognitivas, los antioxidantes combaten el daño oxidativo y la vitamina D disminuye el riesgo de padecer alzhéimer.
  • Plantas medicinales: la curcumina tiene propiedades neuroprotectoras que disminuyen el deterioro cognitivo, el ginseng mejora la memoria y el ginkgo biloba mejora la circulación sanguínea del cerebro y ayuda en el tratamiento de desordenes psiquiátricos.
  • Precauciones de seguridad: para evitar, en la mediad de lo posible, lesiones cerebrales ocasionadas por caídas, accidentes o agresiones.
  • La interacción social mitiga la agitación y otros indicios neuropsiquiátricos de demencia.
  • Disminuir el estrés: situaciones continuas de estrés dañan nuestro hipocampo.
  • Descansar bien: el líquido que circula por el cerebro trascurre en mayor cantidad cuando dormimos, eliminando los productos de desecho. La aglomeración de algunos de estos desechos causa enfermedades como: alzhéimer, párkinson, arteriosclerosis, diabetes, etc…
  • Controlar los fármacos: el consumo prolongado de algunos fármacos propicia la demencia. Consulta a tu médico o farmacéutico sobre los tratamientos farmacológicos que estés siguiendo.
  • El entrenamiento intelectualla musicoterapia y las terapias artísticas ayudan a sobrellevar los síntomas de demencia, e incluso a retrasarlos.

Actualmente, la medicina utiliza algunos fármacos para mejorar la calidad de vida y prolongar la independencia de algunas personas con demencia.

Estos medicamentos, que deben ser prescritos y supervisados por un médico, no curan la demencia, pero alivian sus síntomas y retrasan su avance.

Rutina facial: todas las claves para lucir una piel sana bonita

Rutina facial: todas las claves para lucir una piel sana bonita

La base de una piel bonita es una piel sana. ¡Te lo decimos siempre en la farmacia! Por eso, hoy queremos darte unos cuantos consejos para que, tu piel luzca bonita y saludable.

Primer paso, la limpieza

La limpieza es un paso imprescindible en la preparación y cuidado de la piel. Es importante que interiorices este paso en tu rutina de belleza. Puedes elegir los distintos formatos que tenemos en la farmacia: gel, agua micelar, aceites, leches desmaquilantes… ¡ven y pregúntanos! Te aconsejaremos según tus necesidades.

Además, una vez por semana puedes exfoliar suavemente tu piel para darle un extra de brillo, eliminar piel muerta e impurezas acumuladas.

Sérum

Si tienes dudas de en que orden aplicar los productos de cuidado en tu piel mira la textura; los más densos al final. Por eso, una vez tengas tu piel limpia no dejes de aplicarte un sérum adecuado para tu tipo de piel.

Hay activos como la vitamina C que le dan un extra de luminosidad a tu piel (además de su acción antioxidante) y le darán a tu piel el efecto jugoso que estás buscando.

Hidratación

La hidratación es otro de los imprescindibles para q tu piel y en caso de que te maquilles, tu maquillaje, luzcan perfectos. Busca una hidratante para tu tipo de piel. Si tu piel es seca te interesarán las texturas más densas en cambio si tu piel es grasa buscarás texturas ligeras (Si, aunque tu piel sea grasa tienes que hidratarla diariamente)

Una vez hayas aplicado la hidratante, si vas a maquillarte,  deja pasar unos 10 minutos para que los productos se absorban.

Además de los pasos básicos que te hemos explicado hay algunos extras que harán que tu rutina sea de 10:

  • Tónico: Para aportar sensación de confort en tu piel. Además, si una de tus principales preocupaciones cuando te aplicas el maquillaje son los brillos en la piel hay tónicos con efecto matificante que te pueden ayudar.
  • Contorno de ojos: Es muy importante que la zona del contorno esté hidratada a la hora de aplicar el corrector de ojeras para evitar que con el paso de las horas se cuartee el maquillaje.
  • Ampollas flash: en la farmacia tenemos todo tipo de ampollas para añadir un plus a tu rutina de belleza: efecto flash, buena cara… ¡Ideales para esa ocasión especial!
  • Protector solar: En tu rutina de día no te olvides de usar protector solar ¡Siempre! ¿En que paso de la rutina se aplica? Entre la hidratante y la base de maquillaje. Si quieres simplificar la rutina y eliminar productos te encantará saber que existe el fotomaquillaje, es decir, maquillaje con protección solar.
  • Mascarillas: hidratantes, purificantes, exfoliantes… una vez por semana date un mimo. Tu piel te lo agradecerá

Ya tengo he terminado mi rutina ¿y ahora qué?

  • Usa un maquillaje que se adapte a las necesidades de tu piel (sensible, grasa, con acné, seca…)
  • Elige un color correcto de base y aplica la cantidad adecuada para unificar el tono de tu piel pero dejarla visible.
  • Mantén limpios los instrumentos que uses para maquillarte; lava brochas y esponjas con frecuencia para evitar la proliferación de bacterias y prevenir infecciones.

Si tienes dudas ven a consultarnos a la farmacia, te aconsejaremos los productos que mejor se adapten a tu piel y además ¡Puedes consultar nuestra sección de productos para el cuidado de tu rostro!

Tengo COVID-19: ¿Qué debo tener en cuenta durante la cuarentena?

Tengo COVID-19: ¿Qué debo tener en cuenta durante la cuarentena?

He dado positivo. ¿Y ahora qué?

En plena sexta ola de COVID-19, cada vez son más las personas que pasan la enfermedad desde casa. Y, aunque en la mayor parte de los casos los síntomas son leves y terminan en unos días, hoy queremos aprovechar este post para daros unos consejos para tener la mejor recuperación posible.

Descansar y beber mucho agua

Es importantísimo descansar y mantenerse bien hidratado. La fiebre y la diarrea, dos de los posibles síntomas de COVID-19, pueden provocar deshidratación. Una buena solución es tener una botella de agua cerca de la cama, tomar caldos, sopas, tés, infusiones…

Cuidar la alimentación

La alimentación es muy importante cuando estamos enfermos, ya que los nutrientes que reciba nuestro cuerpo va a tener impacto en nuestra recuperación. ¡Te damos algunas claves!

  • Incrementa el consumo de frutas y verduras ricas en fibra
  • Prioriza las legumbres y cereales integrales: pasta integral, arroz integral…)
  • Evita los productos procesados en los que predominan las harinas refinadas o el azúcar
  • Si no tienes mucho hambre, intenta preparar un plato balanceado que incluya algún vegetal y proteína
  • Caldos: aunque anteriormente os hemos comentado que pueden ayudaros a beber más agua, hay que tener en cuenta que no aportan mucho nutricionalmente, ¡así que no comas nada más que sopa!

¿Qué hacer durante todo el día?

Evidentemente esto va a depender de cómo nos encontremos, y en este sentido vamos a comprobar que los síntomas van variando mucho según pasan los días: habrá días en los que no nos apetezca hacer nada más que descansar, pero habrá otros en los que nos encontremos bien, y es el momento de “aprovecharlo”. ¡Aquí van algunos tips que pueden ayudarte!

  • Aprovecha estos días que tienes para ti: lee ese libro pendiente, empieza una serie que te apetezca, habla con tus familiares y amigos… ¡El día da para mucho!
  • No te obsesiones con el COVID-19: evita pensar y hablar todo el día sobre el mismo tema. La sobreinformación tampoco es conveniente.
  • Si te encuentras bien, ¡intenta moverte! Aunque probablemente sientas cansancio, te ayudará a distraerte y que el tiempo pase más rápido.

Y, sobre todo, paciencia. En la mayor parte de casos es cuestión de días sentirse mejor, ¡así que os deseamos una pronta recuperación!

Dietas milagro. Peligros y consejos para evitarlas.

Dietas milagro. Peligros y consejos para evitarlas.

Somos muchos los que esperamos a principios de año para marcarnos nuevos objetivos. Empezar el año significa cambiar, motivación y con ello, fijarse nuevos retos ¿Te suena lo este año aprendo inglés? ¿Eres de los que quiere dejar de fumar? ¿Te has pasado con los turrones?

Ante esa necesidad extrema mucha gente confía en las famosas dietas milagro, dietas que prometen grandes resultados en tiempo récord. Falsas promesas que pueden perjudicar gravemente la salud de quien confían en estos engaños. Perder peso ha de ser la consecuencia de comer equilibrado y de llevar una vida saludable, nunca una obsesión.

¿Cómo se si se trata de una dieta milagro?

  • Aseguran una pérdida de peso extrema en poco tiempo y con poco esfuerzo
  • La marca que las ofrece me “obliga” y me recomienda comprar sus productos
  • En algunas, sus promotores “captan” a sus clientes por redes sociales
  • No necesitan supervisión médica
  • No advierten de sus efectos “rebote” y contraindicaciones
  • Publicidad engañosa sin fundamentos médicos
  • Te prohíben de manera radical ciertos grupos de alimentos

¿Qué peligros tiene seguir este tipo de dietas?

  • Mismos productos para cualquier persona, sin una analítica previa ni control de intolerancias o patologías previas
  • Incentivan los trastornos alimentarios
  • Cuando las dejas, el cuerpo crea efecto rebote y subes de peso rápidamente
  • Tienen efectos secundarios en la salud, cansancio, alteraciones en ciertos parámetros glucosa, hierro, defensas, mareos…
  • Suelen colgar en redes fotos trucadas del antes y el después.

Te recomendamos que, para perder peso, lo hagas de una manera controlada. Es muy importante ponerte en manos de un especialista en un centro de salud o en tu farmacia de confianza. Ellos supervisarán tu alimentación y te ayudarán con un objetivo alcanzable y sobre todo saludable ¡Te recomendamos probar varios productos o marcas naturales!

Especial Navidad con salud

Especial Navidad con salud

Ya están aquí las navidades y con ellas se acerca una época de vacaciones, reuniones, descanso y tiempo en familia.

Además, las comidas de empresa, familiares o con amigos pueden dar lugar a excesos que pueden interferir directamente en tu salud digestiva.

Por eso en este post queremos darte unos cuantos consejos para que vivas estas navidades con salud y sin dejar de disfrutarlas.

Controla los excesos: evita engordar y cuida tu salud digestiva

Según IMEO (Instituto Médico Europeo de la Obesidad), los españoles engordan de media entre 3 y 5 kilos durante las fiestas navideñas.

Si bien es cierto que las temperaturas invernales y el exceso de compromisos sociales pueden no ayudar a que sea nuestra época del año más activa hay sencillas fórmulas que podemos aplicar para evitar ganar kilos extra y lamentarlo en enero:

  1. Mantente activo: Después de las comidas y en tus ratos libres sal a pasear. Aprovecha para hacerlo con amigos o familia. Un paseo para ver la decoración navideña de la ciudad y por el campo pueden ser una excelente alternativa de ocio saludable. Por otro lado, si practicas ejercicio físico de manera regular, no dejes de hacerlo. Y si no lo hacías antes… ¿Porqué no adelantar los buenos propósitos de enero un mes?
  2. La calidad importa: El tipo de alimentos que consumimos, así como sus elaboraciones en la comidas festivas importa y mucho. Elige una buena fuente de proteínas y en las cenas prioriza los pescados, carnes magras y elaboraciones al horno. Además, incluye vegetales en todas tus comidas que te ayudarán a sentirte saciado, ayudando a tu digestión y aportando vitaminas y minerales.
  3. Y la cantidad también: Aperitivo, primer plato, segundo plato, tercer plato, postre… ¡Las comidas navideñas muchas veces son interminables! Te recomendamos que no te dejes llevar por la situación y que uses un plato para servirte lo que vas a consumir en lugar de ir picando del centro de la mesa. Limita la cantidad de salsas y consume los dulces y turrones con moderación.
  4. Consumo de alcohol: Son unas fiestas en las que nos apetece acompañar las comidas con una copita de vino o quizá con un combinado después de comer mientras alargamos la sobremesa. Pero el alcohol, como el resto del año, consúmelo con moderación. Además de añadir calorías vacías al conteo total de tu dieta, puede inducir a una falsa sensación de hambre, molestias digestivas… ¡Por no hablar de la resaca! Si quieres tomar una copa, hazlo, pero sin abusar y no te olvides de acompañar cada trago con un vaso de agua para evitar beber en exceso y para no deshidratarte.

El descanso es primordial

En esta época del año muchas veces descuidamos el descanso. El exceso de compromisos sociales, largas cenas o fiestas que duran hasta altas horas o querer “aprovechar” el tiempo en exceso nos pueden llevar a alterar nuestros ritmos circadianos y nuestros hábitos de sueño (no queremos tener que necesitar unas vacaciones después de las vacaciones):

  1. Intenta mantener, en la medida de lo posibles los mismos horarios de acostarte y levantarte y hacerlo en una habitación oscura, bien ventilada y sin usar pantallas antes de dormir.
  2. Cuidado con las cenas muy copiosas, pueden entorpecer nuestro descanso y generarnos malestar. Además, el alcohol afecta directamente en la calidad de nuestro sueño.
  3. Evita las bebidas excitantes como refrescos de cola, tes o cafés.
  4. Aprovecha para dar un paseo por las tardes, hacer algo de ejercicio o simplemente relajarte: Aunque sea un tiempo para pasar con los seres queridos, no descuides tus ratos de autocuidado y descanso mental y físico. Está bien no hacer nada.

Que tus noches sean de paz. Evita el estrés en navidades

Además, las Navidades, aunque resulte paradójico, en muchas ocasiones no vienen acompañadas de mucha paz y son un periodo en el que podemos sufrir estrés.

  1. Planifica con tiempo: Los menús, el orden en casa, los regalos… Tener las cosas pensadas, las tareas repartidas e ir “quitando cosas” de en medio te ayudarán a que, cuando lleguen los días clave los vivas más tranquilo y los disfrutes más.
  2. Comunícate y se asertivo: La Navidad es una época perfecta para acercarte a los que más quieres, pero a veces la cercanía hace el roce. Procura ser asertivo en tus encuentros y expresar tus opiniones sin ofender a la gente con la que compartes mesa. Recuerda que el consumo de alcohol puede convertir estas situaciones en más “calentitas” de la cuenta.

Cuida de ti y de los tuyos: No te olvides de las medidas necesarias contra el Coronavirus

Ya es la segunda Navidad que pasamos en medio de la pandemia del Covid 19 y aunque, las vacunas y el descenso de enfermos graves sean esperanzadores, no podemos olvidarnos de que los contagios siguen sucediendo y los casos suben la proporción a los encuentros sociales de la época. Por eso, como siempre, mantén las medidas adecuadas de higiene, ventila los espacios cerrados, mantén distancia y usa mascarilla antes y después de comer.

Además, con estos pequeños gestos que ya tenemos interiorizados desde hace un par de años aumentaremos la probabilidad de evitar resfriados, que se contagian también por vía aérea.

Tómatelo en serio, la pandemia es cosa de todos.

Desde la farmacia queremos que pases una Navidad y un comienzo de año feliz y con salud ¡Y si nos necesitas ven a vernos!

4 consejos para evitar el resfriado

4 consejos para evitar el resfriado

Ahora que ya está aquí el frío es normal que el resfriado llame a nuestra puerta. La bajada de temperaturas y el aumento de la humedad en el ambiente son factores que favorecen la circulación de virus. Pero, ¿qué diferencia hay entre el resfriado y una gripe? ¿Podemos evitarlo? Y si ya es tarde, ¿cómo podemos tratarlo?

Diferencias entre el resfriado y la gripe

Aunque comparten alguno de los patrones, la gripe se contagia por un virus a través de la tos, los estornudos u objetos contaminados. Suele durar más que un resfriado y cuenta con tratamiento y vacuna preventiva.

Por otro lado, el resfriado es una infección vírica de las vías respiratorias, y aunque generalmente no presenta complicaciones, no hay ni tratamiento específico ni tampoco vacuna.

Recomendaciones para evitar el resfriado

Aunque no es algo que podamos evitar al 100%, hay algunos hábitos de nuestro día a día que pueden ayudarnos, como son:

  • Lavarse bien las manos evitar tocarnos la boca, nariz y ojos con las manos sucias o después de tocar otros objetos.
  • Ventilar las estancias, especialmente aquellas en las que se concentran más personas juntas, como las oficinas.
  • Evita, en la medida de lo posible, los cambios bruscos de temperatura.
  • Y, ya por último, apuesta por una alimentación saludable, rica en frutas y verduras que te aporten un extra de vitaminas.

Cómo tratar el resfriado

Y, ya por último, cuando evitar el resfriado no es posible, conviene recordar qué pasos seguir para acabar con él lo antes posible:

  • No tomes antibióticos sin pauta médica
  • Si los síntomas son molestos, recuerda que los analgésicos y antiinflamatorios pueden ayudarte a minimizarlos, así como los descongestionantes
  • Deja de lado el tabaco: el humo irritará las mucosas y hará que te sientas peor
  • Lleva una dieta rica en vitaminas y minerales, ¡las frutas y verduras serán tu aliado!
  • Bebe mucho agua y descansa
  • Y, para evitar contagiar al resto, recuerda siempre estornudar cubriéndote boca y nariz, lavarte las manos con frecuencia y mantener la distancia.

Esperamos que estos consejos os ayuden a mantener a raya el resfriado, ¡porque no hay nada más importante que tu salud!

Consejos para prevenir el ICTUS y síntomas para detectarlo.

Consejos para prevenir el ICTUS y síntomas para detectarlo.

Estos días se ha conmemorado el Día del Ictus  y nos gustaría hablaros más acerca de la enfermedad para ayudar a crear conciencia y en cierto modo, a su prevención. Saber detectar los síntomas a tiempo minimiza los problemas futuros.

¿Qué es un ICTUS?

Un ictus o accidente cerebrovascular (ACV) que altera el flujo sanguíneo que llega al cerebro. Esta enfermedad se produce debido a una rotura de la arteria o taponamiento “trombo” que hace que no llegue el riego sanguíneo correcto, oxígeno y glucosa que necesita al cerebro. Provoca la muerte de las células nerviosas de esa zona.

¿Qué factores de riesgo agravan sufrir un ICTUS?

Debemos minimizar aquellos que podemos controlar y podemos poner de nuestra parte para reducirlos. Otros son más incontrolables y necesitan controles médicos.

  • Tener una edad muy avanzada
  • Tener antecedentes de algún caso en la familia
  • Lleva una vida poco saludable (alcohol, tabaco…)
  • Sufrir hipertensión
  • Padecer diabetes
  • Elevada presión arterial
  • Niveles muy altos de colesterol LDL
  • Vida sedentaria (aumenta la inflamación crónica)

Es importante conocer que para que las arterias se taponen y se de un trombo o coagulo en los vasos sanguíneos, suelen producirse por los factores mencionados anteriormente que debemos controlar.

¿Qué síntomas tenemos al padecer un ICTUS?

No siempre se manifiestan todos ni en un orden en concreto, a veces solo aparece uno y es determinante, pero estos son los más comunes:

  • La dificultad para mover un brazo o una pierna es uno de los síntomas más característicos
  • Un lado del rosto o boca se ve paralizado o “relajado”. Conocido como sonrisa torcida.
  • Extrañas sensaciones al tacto
  • Dificultar para andar o mantener el equilibrio
  • En cuestión de segundos te cuesta ordenar o pronunciar palabras sencillas.
  • Problemas repentinos de visión en uno o dos ojos.
  • Sensación de confusión, memoria y desorientación
  • Sensación de desmayo

Os recomendamos consultar médicos expertos si tenéis dudas o llevar a cabo una revisión para su prevención.

Consejos para prevenir el ICTUS y síntomas para detectarlo.Además, se está trabajando cada vez más para conocer sus causas y son muchos los proyectos que apoyan y se unen para conseguir la mejor calidad de vida a las personas que lo han padecido.

Día Mundial de la Menopausia: consejos para esta etapa

Día Mundial de la Menopausia: consejos para esta etapa

El día 18 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Menopausia. El objetivo de este día es ayudar a crear conciencia sobre la necesidad de prestar atención a la salud femenina durante esta etapa para así, prevenir las enfermedades que puedan surgir en esta época de la vida.

Además debido al envejecimiento de la población, la OMS calcula que dentro de 30 años habrá el triple de mujeres mayores de 50 años que a principios de la década de los 90.

Por eso hoy, queremos aprovechar la ocasión para entender esta parte del ciclo femenino y concienciar para prevenir las enfermedades relacionadas con la menopausia y mejorar la calidad de vida de las mujeres que están en esta etapa.

Conociendo la menopausia, eliminando el tabú

La menopausia es parte del desarrollo natural de la mujer Este proceso se manifiesta entre los 45 y 55 años y la mayoría de veces, se enfrenta esta nueva etapa con un gran desconocimiento que produce un gran sentimiento de frustración a las mujeres que la padecen.

La menopausia es parte del climaterio. Los ovarios producen menor cantidad de progesterona y estrógenos lo que produce la retirada progresiva del periodo.

Pero.. ¿Cuáles son los síntomas más comunes de la menopausia?

A pesar de que estos síntomas no se manifiestan en la totalidad de las mujeres, los más comunes son:

  • Pérdida de vitalidad
  • Sudores y sofocos
  • Disminución de la líbido
  • Problemas de sueño
  • Aumento de peso
  • Alteraciones en el estado de ánimo

En la menopausia el riesgo de padecer osteoporosis aumenta por lo que debemos prestar especial atención al cuidado de nuestros huesos.

Consejos para enfrentar la menopausia

¡Esta es otra etapa de la vida y no hay que tenerle miedo! Por eso queremos ofrecer unos cuantos consejos que te pueden ayudar si estás en este cambio:

  1. Realiza ejercicio de manera regular: Te ayudará a mantener el peso, verte mejor físicamente y lo más importante ¡a mantener el ánimo arriba! Combina ejercicios de fuera y aeróbicos para mantener los niveles óptimos de masa muscular y la salud de tus huesos.
  2. Cuida tu alimentación: En esta época de la vida hay mayor probabilidad de sufrir dolencias como la hipertensión. Modera el consumo de sal y basa tu alimentación en productos naturales. No descuides el consumo de calcio para cuidar tus huesos y un correcto aporte de Omega-3 que te ayudará a cuidar tu corazón y a reducir la intensidad de algunos síntomas.
  3. Cuida tus hábitos de descanso: Como ya hemos comentado, en esta época, el sueño puede verse afectado por eso te recomendamos que mantengas tus horarios de sueño, realices actividades de relajación y limites el consumo de café y alcohol y que si se te complica coger el sueño… ¡Vengas a vernos a la farmacia!
  4. Acude puntualmente a tus revisiones ginecológicas: Esto es imprescindible en todas las etapas de la vida y ahora no puede ser menos. Además de controlar tu salud y prevenir enfermedades te podrá ayudar a llevar mejor los síntomas. ¡En ningún caso te automediques!
  5. Ven a la farmacia: En la farmacia sabemos como cuidar de tu salud y hay infinidad de complementos que te pueden ayudar a sobrellevar los síntomas. ¡Deja que te aconsejemos!
  6. Quiérete mucho: No olvides que esta es solo otra etapa, que tu eres la misma y que has de quererte como siempre o más. Un paseo con amigas, un ratito para tomar el sol (¡siempre con protección solar!) o leer un buen libro son opciones para dedicarte ese rato de autocuidado que sin duda te mereces y te ayudará a sentir mejor
Todos los resultados de búsqueda
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Wishlist 0
Continue Shopping